sábado, 8 de octubre de 2011

HEPATITIS B y C

HEPATITIS B.- Es causada por un virus que hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente. Cuando se ha contraído la hepatitis B, la enfermedad se manifiesta con cansancio, náuseas, fiebre, pérdida del apetito, dolor del estómago y diarrea.
Puede aparecer ictericia (amarillamiento de la piel y ojos) y oscurecimiento de la orina. Si no es tratada adecuadamente, puede provocar el colapso del hígado, haciéndose necesaria una cirugía de transplante.
Existe una vacuna para evitar la hepatitis B. También se puede evitar usando condón en todo tipo de contacto sexual.


HEPATITIS B Y C

La Hepatitis B y C es la inflamación del hígado causados por un virus
Ambos tipos de hepatitis  son consideradas como Infección de Transmisión Sexual.
Se contrae por prácticas de sexo sin preservativo con una persona infectada.
También se transmite por prácticas sexuales como el llamado “beso negro”.
(Colocar la boca o la lengua en el ano de la pareja sexual).

Síntomas: Perdida de apetito, náuseas, malestar abdominal, orina oscura, Ictericia (la piel y los ojos se ponen de color amarillo), heces color gris.

Si no se recibe tratamiento, la Hepatitis B y C puede conducir a cirrosis hepática, es decir, las células del hígado mueren y este órgano deja de funcionar y no puede eliminar los desechos del cuerpo. La cirrosis puede llevar también a que se produzca cáncer al hígado.

Si  notas alguna anomalía como las mencionadas en alguna parte del cuerpo de la persona con la que vas a tener relaciones sexuales, mejor abstente de hacerlo.

1 comentario:


  1. La hepatitis B es una infección viral, que ocasiona una enfermedad caracterizada por inflamación hepática, que puede volverse crónica y terminar en cirrosis (destrucción del hígado), lo que ocasionaría insuficiencia hepática que puede ser mortal. Además se asocia esta infección al desarrollo de cáncer de hígado (Carcinoma hepatocelular).
    TRANSMISIÓN
    Luego de una relación sexual de riesgo (sin uso de preservativo), o de las otras formas de transmisión (agujas, transfusiones, tatuajes) el virus ingresa al organismo y tiene un período de incubación de 4 a 26 semanas, luego del cual puede presentar hepatitis aguda (fatiga, nauseas, debilidad, ojos amarillos, etc.), luego de lo cual permanecerán como portadores con seguimiento médico permanente.
    PRONÓSTICO
    Aunque la mayoría resuelve su condición, existen unos casos en que la infección continúa. Un 7% de los infectados desarrollan hepatitis crónica con consecuencias como cirrosis, insuficiencia hepática, encefalopatía hepática, hipertensión portal y cáncer primario de hígado, que tienen resolución fatal.
    TRATAMIENTO
    El tratamiento es variado dependiendo del estadio, incluyendo antivirales y moduladores del sistema inmune, que generalmente son costosos, limitando el acceso. En algunos casos se requiere trasplante hepático.
    PREVENCIÓN
    La vacuna EUVAX-B, está constituido por antígenos altamente purificados, no infecciosos que despiertan la respuesta inmune para todos los subtipos conocidos de Hepatitis B, otorgando memoria inmunológica. El esquema de vacunación consiste en tres dosis, tanto en niños como en adultos. Es necesario que se apliquen todas las inyecciones (en el hombro) para quedar protegido. De esta manera se previene la infección y sus consecuencias, por ello se describe a la vacuna contra la hepatitis B como la primera vacuna en prevenir una forma de cáncer.

    ResponderEliminar